Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Dos obispos expresan su preocupación por el sínodo del Vaticano.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 4 de diciembre de 2023.



Como muchos líderes católicos, he estado prestando mucha atención al Sínodo sobre la Sinodalidad en curso en el Vaticano, que recientemente concluyó una serie de reuniones en las que participaron cientos de obispos, teólogos y otros asesores religiosos y laicos. Y como muchos líderes católicos, lo he hecho con una inquietud considerable y creciente.

Por lo tanto, recientemente leí con interés las declaraciones de dos obispos que participaron en las reuniones recientes: el obispo Robert Barron y el arzobispo Anthony Fisher, en las que ambos obispos expresaron reflexivamente una serie de preocupaciones superpuestas sobre cómo se está desarrollando el Sínodo.

 

Los términos ambiguos generan confusión.

El término “sínodo” deriva del término griego “synodos”, que puede traducirse como “reunión” o “asamblea”. En la historia de la Iglesia, el término se ha utilizado típicamente para referirse a una reunión o reunión de obispos, es decir, los pastores de la Iglesia, para discutir diversas cuestiones doctrinales o pastorales.

El sitio web oficial del Vaticano para el Sínodo sobre la Sinodalidad, sin embargo, define el término en términos más amplios, como “el estilo particular que califica la vida y la misión de la Iglesia, expresando su naturaleza como Pueblo de Dios que camina unido y se reúne en asamblea, convocado por el Señor Jesús en el poder del Espíritu Santo para proclamar el Evangelio”.

El objetivo del Sínodo, afirma el Vaticano, es “brindar una oportunidad para que todo el Pueblo de Dios discierna juntos cómo avanzar en el camino hacia ser una Iglesia más sinodal a largo plazo”.

 

Dos tratados amenazan con exigir el aborto a nivel internacional.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 27 de noviembre de 2023.


Los expertos provida están dando la alarma sobre dos importantes tratados internacionales que, según dicen, podrían usarse para obligar a Estados Unidos y a muchas otras naciones a reconocer el aborto voluntario hasta las 40 semanas. El primero de estos documentos es una propuesta de “tratado pandémico”, que está siendo defendido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), organización estridentemente proaborto.

Aunque el tratado se encuentra apenas en la etapa de redacción, ya hay indicios claros de que sus planificadores tienen la intención de utilizarlo para promover la idea de que el acceso al aborto es un servicio “necesario” durante las pandemias. 
El segundo tratado problemático es el Acuerdo UE-ACP (también conocido como Acuerdo de Samoa), que es un tratado con duración de 20 años entre setenta y nueve países de África, el Caribe y el Pacífico, y la Unión Europea. Como se ha vuelto estándar en las negociaciones internacionales, las naciones poderosas del primer mundo están utilizando este tratado para imponer su visión moral corrupta del mundo a naciones menos poderosas, pero a menudo provida y profamilia.

 

Rompiendo la burbuja del pensamiento grupal transgénero

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 20 de noviembre de 2023.

 

Hay algo en el movimiento transgénero que a muchas personas les ha parecido fundamentalmente sectario.

Esto es lo que Wikipedia tiene que decir sobre las sectas: “Se dice que los factores específicos en el comportamiento de las sectas incluyen el control mental manipulador y autoritario sobre los miembros, la organización comunal y totalista, el proselitismo agresivo, los programas sistemáticos de adoctrinamiento y la perpetuación en comunidades de clase media”.

No hace falta mirar más allá de los sitios de redes sociales como TikTok para encontrar evidencia de un “proselitismo agresivo” y un “programa sistemático de adoctrinamiento”. Allí, los “influencers” (personas influyentes) transgénero publican video tras video, a menudo dirigidos a adolescentes y niños, pintando en los tonos más rosados cosas como someterse a mastectomías dobles sin otra razón que la de “sentirse” como un niño o llenarse de enormes dosis de hormonas sintéticas.

En lugar de explicar con seriedad a sus espectadores los pros y los contras de estas drásticas intervenciones médicas, que conllevan efectos secundarios permanentes que alteran la vida (incluida la infertilidad permanente), estos entusiastas transgénero le dicen a su joven audiencia que estas cosas son perfectamente normales, puramente positivas. y a menudo moralmente valiente y esencialmente digno de elogio.

 

La enmienda sobre el aborto en Ohio es una llamada de atención.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – presidente de Vida Humana Internacional.

Publicado el 14 de noviembre de 2023.

 

El martes pasado, los votantes de Ohio votaron 57% a favor y un 43% en contra para agregar el “derecho” al aborto a la Constitución estatal. Lo que esto significa es que en Ohio el aborto ahora está permitido sin restricciones hasta el punto de viabilidad. Trágicamente, la aprobación de esta enmienda hace que sea casi seguro que la prohibición del aborto de seis semanas en Ohio, promulgada por el gobernador Mike DeWine (Republicano) en 2019, no entrará en vigor. En el momento de esta votación más reciente, la ley estaba estancada en los tribunales. Pero dada la derogación de Roe el año pasado, tenía buenas posibilidades de resistir el escrutinio judicial. Desgraciadamente, aquellos niños que habrían estado protegidos por esta ley están ahora a merced de los abortistas.

Naturalmente, nuestro presidente “católico” respondió rápidamente a este horrible voto con una declaración alabando el aborto legal. “Esta noche”, afirmó el presidente Biden, “los estadounidenses votaron una vez más para proteger sus libertades fundamentales y ganó la democracia. En Ohio, los votantes protegieron el acceso a la salud reproductiva en la constitución de su estado”.

 


Pág. 4 de 95